Copyright © Nawali 2004-2013 - Todos los derechos reservados.

domingo, julio 02, 2006

Capítulo 8. Magia Ritual

Todos los libros que tratan de Caracteres, Figuras Extravagantes, Convocaciones, Conjuraciones, Invocaciones, y otras materias similares, aún a pesar de que alguien podría ver algún efecto, deben ser descartados, siendo trabajos llenos de Invenciones Diabólicas.

La Sagrada Magia de Abramelin el Mago




8.1. Generalidades


Hasta ahora me he ocupado de formas de Magia mayoritariamente informales que no obstante habrán dotado al lector de los elementos mínimos necesarios para introducirse en el mundo de la Magia Ritual. La Magia Ritual o Ceremonial es una forma de Magia verdaderamente formal, donde todos los pasos a seguir están perfectamente delimitados y explícitos y no puede haber lugar para la confusión y, en principio, tampoco puede haber lugar para la improvisación. La principal ventaja del Ritual sobre el resto de los métodos es que se consigue más fácilmente la exaltación de la Conciencia y el Éxtasis. Quien trabaje exclusivamente con métodos basados en la meditación tendrá, de seguro, un progreso mucho más lento que quien se dedique además a la Magia Ritual. Recuérdese que el objeto de toda Magia es principalmente la unión con Dios; conseguir ésta unión será indefectiblemente más posible empleando métodos Ceremoniales que extenuantes jornadas de meditación especialmente si se considera el ritmo de vida occidental. Aclaro al lector que con estas palabras de ningún modo intento decir que deben dejarse de lado los métodos informales pues como fue dicho con anterioridad el verdadero mago debe conocer y manejar todas las formas.

La Gran Obra que persigue el Mago es la unión con Dios y en ésta dirección deben encaminarse todas las prácticas. Nada hay más alejado del camino de un Mago que la búsqueda de poder por el poder en sí mismo. Nada hay más ridículo que pasarse horas y horas haciendo rituales con el solo hecho de vengarse de una persona. El Mago tendrá el poder pero, en general, elegirá no usarlo. Cuanto más avance el Mago en el camino hacia Dios más merecerá el título de Mago y más satisfactorias serán las experiencias. Éste es el verdadero camino.

Principalmente, dos cosas deben tenerse en cuenta para que un Ritual resulte efectivo. En primer lugar, el Mago no puede ir contra el universo, no hay forma que consiga resultados de éste modo; debe conocer la manera en que ésta constituido y opera el universo y para esto cuanto menos debe estudiar la Santa Cábala y los principios Herméticos. En segundo lugar, el Mago, debe estar totalmente familiarizado con la deidad que invoque, debe conocer su Nombre, los símbolos e incluso rendirle el más grande de los cultos; solo de ésta forma conseguirá que el acto mágico llegue a buen puerto.

Sé de un ritual que muchos ejecutan, de a dos, extraviándose en el camino y consiguiendo nefastos resultados; talvez si prestarán más atención a la estructura y dinámica de la ceremonia que ejecutan y fueran devotos de la Deidad con la cual trabajan conseguirían mejores resultados.



8.2. Necesidad de un maestro y algunos peligros


Es necesario que mencione en éste momento dos puntos fundamentales, nombrados hartamente, a la hora de realizar Magia Ritual. El primero es que quien pretenda realizar Magia Ritual debe necesariamente tener la guía de un Maestro y bajo ningún termino hacerlo solo o con otras personas inexpertas. El segundo es sobre la protección, siendo que todo Mago debe protegerse adecuadamente realizando correctamente el círculo de protección y los rituales que tienen ese fin antes de cualquier operación mágica. Si se descuida alguno de los puntos mencionados el Mago puede sufrir graves consecuencias y exponerse a graves peligros resultando que su vida puede quedar completamente arruinada; nunca por más llamativo o necesario que parezca se debe encarar, sin una guía apropiada o sin protección, una operación mágica cualquiera sea su tipo o su forma. Todos los grimorios que pueda conseguir tienen suficientes explicaciones al respecto así como rituales que deben obligadamente ejecutarse con el fin del resguardo y la protección.

Hice la mención de arriba con el fin de advertir al lector que podría correr ciertos peligros a la hora del acto Mágico y de permitir que mi conciencia éste tranquila. En lo personal, si se procede con precaución y se recorre el camino lentamente realizando pasos pequeños no creo que sea necesaria la guía de un Maestro. Con respecto al círculo de protección cabe comentar que en la actualidad algunos Magos invocan a los poderes con todo lo positivo y todo lo negativo por lo cual no hacen el círculo de protección ya que el propósito de éste es impedir la infiltración de determinadas energías (como ser las energías negativas). No obstante, es absolutamente importante que todo Mago sepa como protegerse, especialmente a la hora de una eventualidad.



8.3. Símbolos y su importancia     


Sin lugar a duda uno de los puntos que merece nuestra atención es el de los símbolos utilizados en los rituales. No puede existir Ritual sin un conjunto acorde de símbolos y no se pueden conseguir resultados si el Mago no está familiarizado con dichos símbolos. El porqué del uso de símbolos fue explicado en los capítulos anteriores donde se comentó que lo simbólico es absorbido y procesado por el Inconsciente. Es de suma importancia que todo Ritual guarde armonía en el conjunto de símbolos utilizados, debiendo estos símbolos tener relación con el objetivo del ritual y relación entre sí. Por conjunto de símbolos entiéndase un grupo de símbolos profundamente relacionados entre sí.

El Mago debe conocer que representan los símbolos que utiliza, que significan, que sugieren. Debe meditar acerca de éstos símbolos, debe grabárselos en la mente, debe ser capaz de Visualizarlos perfectamente y de poder Sentirlos. La única excepción que puede hacerse corresponde a los Sigilos (que pueden ser utilizados en Magia Ritual) puesto que por realizarse generalmente con un fin específico para una determinada ocasión no forman parte del staff permanente del Mago; es decir, el Mago no se familiariza con los Sigilos.

Explícitamente por símbolos se entiende: Nombres de Poder y Palabras de Poder, Gestos y Posiciones, Símbolos correspondientes a los Poderes o Deidades, Símbolos que no entren en las categorías anteriores. Es importante que el Mago tenga un conjunto de símbolos fijos como ser, por ejemplo, los que proporciona la Cábala y que siga dicho conjunto de símbolos pues no sirve de nada ir cambiando de un sistema a otro y no familiarizarse con ninguno. El Mago experimentado puede crear su propio conjunto de símbolos o agregar símbolos al conjunto de algún sistema siempre guardando la armonía y la concordancia.

Los Nombres de Poder comprenden aquellas construcciones verbales que tienen el fin de invocar a una Deidad; las Palabras de Poder son igualmente construcciones verbales pero que no tienen porque referirse a una Deidad. Ambos deben tener cierta sonoridad y nunca ser pronunciados en un contexto que no sea el Mágico. Los Nombre remitirán a alguna Deidad a la que el Mago le rinda culto, serán lo forma de llamar a los poderes que represente ésta Deidad, puede que sean nombre públicos o nombre secretos: inventados o revelados (un nombre revelado es por ejemplo el del Santo Ángel Guardián). Los mismos comentarios son válidos para las Palabras de Poder si se tiene en cuenta el carácter general de éstas (un ejemplo bien conocido de Palabra de Poder es la palabra Abracadabra).

Los Gestos y las Posiciones son movimientos que realiza el Mago con el cuerpo mientras efectúa un Ritual. Aparte de su valor simbólico, se utilizan para facilitar o favorecer el movimiento o acumulación de energía.

Los Símbolos correspondientes a los Poderes son la representación mágica visual de un Poder (o Deidad). Son figuras, en general simples, que representan a la Deidad o sus atributos. Se utilizan con el Nombre de Poder correspondiente para llamar al Poder que se requiera siendo que también pueden utilizarse en la meditación. Está prácticamente de más mencionar que su mayor valor es el de provocar cierta sugestión en el Mago actuando en la mente Inconsciente.

Pueden utilizarse, aparte de los mencionados, otros Símbolos que tengan un fin específico o general. Aquí tenemos, por ejemplo, los Símbolos trazados en los Rituales de protección. Sobre la creación de Símbolos solo diré que éstos deben estar cuidadosamente diseñados, ser simples para facilitar su visualización y tener bien definido el Poder o Objeto que representan.



8.4. De la ejecución del ritual


Con respecto a como es ejecutado un Ritual valen diversas consideraciones. Se debe necesariamente estar familiarizado con el Ritual siendo altamente recomendable haberlo aprendido de memoria; la lectura no es aconsejada porque indefectiblemente provocará interrupciones. El Ritual es algo Sagrado y toda la operación debe considerarse de este modo.

La actitud del Mago debe ser de orgullo pero también de respecto. El Mago debe venerar y adorar a la Deidad que invoca, siendo que ésta invocación debe hacerse de un modo muy sentido, con total convicción y respeto. Los Nombres y las Palabras de Poder deben pronunciarse claramente con la voz que corresponda y debe sentirse la forma en que vibran. Todos los Símbolos deben ser Visualizados con la mayor claridad posible teniendo en cuenta que al ser dibujados o creados realmente cobran existencia (en el plano Astral).

Toda la operación conducirá al Mago a un clima de éxtasis, los sentidos se alterarán y comenzarán a percibirse sensaciones Astrales. En el punto cumbre del Ritual, cuando la exaltación alcanzó su pico y el Mago se haya en el Clímax se menciona el Nombre Supremo o se dibuja el Símbolo supremo y en éste momento la operación Mágica se concreta.

Luego de cierto tiempo los Símbolos son desvanecidos y los Poderes despedidos. Éste punto es verdaderamente crucial; en primer lugar porque no queremos que ningún tipo de energía quede dando vueltas sin nuestro consentimiento y en segundo lugar porque si un Símbolo no es reabsorbido quedará impreso en el Astral como una gran señal atrayendo, casi seguramente, a diversas entidades no deseadas.

La operación completa debe ser Visualizada y siempre debe tenerse en mente el carácter santo de la misma. Debe ejecutarse con una total seguridad prestando especial atención a la forma en que debe sentirse cada parte siendo que por momentos puede adquirir un tono dramático, por momentos un tono místico, por momentos un tono devocional, etc. No hay lugar para dudas ni equivocaciones, si cometemos un error el Ritual termina porque habremos perdido la concentración. Téngase en mente que el Ritual debe exaltar al máximo la conciencia del Mago y despejar su mente de modo que solo exista para el Mago el Ritual, el objeto del Ritual y los Poderes y Símbolos utilizados.



8.5. Estructura de una sesión de Magia Ceremonial


Una sesión completa de Magia Ceremonial debería incluir: Palabras Preliminares, Ritual de Protección, Invocación Preliminar, Invocación Principal, Uso de los Poderes, Despedida de los Poderes, Acciones Finales.

Las Palabras Preliminares tienen por objetivo iniciar la preparación mental del Mago. Se declara formalmente que se va a iniciar un Ritual así como el Nombre del Mago. Aquí no hay una función mágica demasiado explicita pretendiéndose solamente que el Mago fije su atención y comience a entrar en clima.

El Ritual de Protección implica solicitar el apoyo de Poderes competentes para que protejan al Mago durante el resto de la operación. Una vez realizado el Mago debería sentirse tanto seguro como protegido.

La Invocación Preliminar es una invocación auxiliar donde pueden llamarse ciertos Poderes generales con el fin de ir preparando el camino para la invocación principal. También puede excluirse el llamado a Poder alguno y efectuar un Ritual mediante el cual se pretenda fijar ciertas ideas o alcanzar cierto estado de exaltación o conciencia o trance. En lo personal prefiero la segunda opción.

La Invocación Principal es el objeto del Ritual siendo que en éste punto estando el Mago ya adecuadamente preparado invocará al Poder o Deidad principal. En este punto debe alcanzarse el máximo de exaltación pues es el Clímax del Ritual.

El Uso de los Poderes puede incluirse en la Invocación Principal o no. Un ejemplo de uso de los Poderes es la Conversación con el Santo Ángel Guardián una vez que fue invocado exitosamente.

La Despedida de los Poderes es el proceso inverso a la Invocación. Aquí el Mago agradece a los Poderes por haberse presentado y realiza una acción de desvanecimiento procurando que todo Símbolo utilizado sea destruido.

En las Acciones Finales puede explicitarse que el Ritual ha terminado luego de lo cual el Mago reflexiona y medita acerca del mismo.

Todo Mago que se jacte de serlo deberá practicar necesariamente la Magia Ritual pues a partir de éste punto es donde los auténticos Poderes del Universo se nos develan y comenzamos a emprender el camino a la unión con Dios.

4 comentarios:

el mago gris dijo...

gracias por los textos me sirven de mucho, la pena esque ya no tengo maestro, tuvo que dejar de enseñarme por razones ajenas

gracias y un saludo

Jhoser dijo...

nesecito un maestro, este es mi correo espiritu_silente@hotmail.com

Anónimo dijo...

Leí el libro Camino a la Magia... muy interesante! Gracias por compartirlo!

andres felipe moreno dijo...

me interesa la magia pero necesito un maestro si alguien se interesa mi correo felipemoreno1073@gmail.com les agradeceria mmucho la ayuda

Copyright © Nawali 2004-2013 - Todos los derechos reservados.